miércoles, 12 de marzo de 2008

RESUMEN HISTORIA UNIVERSAL. DEL PALEOLÍTICO A LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

LOS ORIGENES DE LA HUMANIDAD

1. PALEOLÍTICO: (hasta 10000 a.C.)

1.1 La cultura reemplaza a la musculatura: proceso de hominización aumenta la capacidad craneana (desarrollo intelectual), posición bípeda (libera las manos y permite transportar objetos), rotación y oposición del dedo pulgar (mayor precisión al manipular objetos), desarrollo de áreas del cerebro que realizan funciones del lenguaje. Esto permite crear herramientas para dominar la naturaleza.
1.2 Modos de vida y tecnología: los hombres eran cazadores recolectores nómades que vivían agrupados en bandas, y, de acuerdo a sus características, cada una tenía actividades y tecnología diferentes. Uno de los mayores avances de la humanidad se produce a mediados del paleolítico: producen y aprovechan el fuego.
1.3 Las primeras manifestaciones culturales: la cultura se desarrolla a través de las pinturas rupestres (Lascaux y Altamira), esculturas y el arte mobiliar, que son considerados rituales para favorecer las actividades de caza, pesca y fertilidad. Por otra parte, se presentan una serie de ritos funerarios que dejan ver que tenían una creencia en el más allá. Todas estas manifestaciones dan cuenta de un homínido con facultades mentales similares a las del hombre actual.
* Además, esta fue una época de alternancia climática debido al período de avance de los hielos o glaciaciones (Gunz, Mindel, Riss y Wurm).

2. NEOLÍTICO: tras el fin de la última glaciación, el clima se vuelve más cálido, lo que permite que exista una mayor concentración de flora y fauna, situación que el hombre aprovechará para ir manejando algunas especies.
2.1 La revolución agropecuaria: se comienzan a seleccionar semillas y a cultivar plantas comestibles, se inicia la crianza de animales como ovejas, gallinas y cerdos. Esta domesticación se produce principalmente en la Fértil Media Luna (Egipto y Sudoeste asiático). La actividad agropecuaria permitió almacenar excedentes agrícolas para asegurar la subsistencia y alimentar a un grupo más grande de población.
2.2 La revolución de la sedentarización: las bandas nómades, poco a poco, van adoptando una vida sedentaria, agrupándose en pequeñas aldeas (por la abundancia de recursos en alguna región o por el ejercicio de la agricultura), las cuales más tarde crecerían y formarían poblados que, eventualmente, se transformarían en ciudades.
2.3 Los cambios sociales: la actividad agropecuaria permitió que algunos hombres, durante determinadas épocas del año, se desligaran de las tareas del campo, pudiendo dedicarse a la producción artesanal, la cual pudo intercambiar por los alimentos que no producía. Así, se dio origen al comercio, a la especialización del trabajo y la propiedad privada.
Gracias a esto, se produce un aumento de la población, surgiendo necesidades de una organización administrativa, política y defensiva, que convirtió a una sociedad igualitaria en una sociedad jerarquizada (política, social, económica y administrativamente).
2.4 Edad de los metales: el hombre trabaja la piedra pulida hasta aproximadamente el año 4 mil a.C., cuando empieza a trabajar los metales (cobre, bronce y hierro). La metalurgia desplaza a la piedra en la confección de herramientas agrícolas, armas, utensilios y adornos domésticos.
Además, las sociedades neolíticas descubren la cerámica, fabricando vasijas con decoraciones rectilíneas y geométricas. También se trabaja la textilería, gracias a la obtención de materiales como lana y algodón producto de la domesticación de plantas y animales.


LAS GRANDES CIVILIZACIONES

1. MESOPOTAMIA:
1.1 Ubicación geográfica: zona ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, donde se ubica el actual Irak.
1.2 Historia: en Mesopotamia se ubicaron primitivamente dos pueblos distintos que terminaron fusionándose: los sumerios (al sur), quienes fueron los primeros en crear una floreciente cultura (ciudad-Estado, escritura cuneiforme, código de Hammurabi); y los semitas o acadios (al norte), quienes fundan la ciudad de Babilonia. Ambas civilizaciones fueron dominadas por el pueblo guerrero de los asirios. Ellos establecieron una monarquía de carácter aristocrático (el rey era absoluto y era el gran sacerdote) en una nueva capital, Nínive. La dominación despótica y cruel de los asirios motivó la sublevación de los pueblos, gatillada además, por la llegada de los caldeos, quienes fueron dominados poco después por el Imperio Persa.
1.3 Aportes: escritura cuneiforme, primer conjunto de leyes y decretos (código de Hammurabi), desarrollo del sistema sexagesimal (grados, minutos y segundos), desarrollo de la astronomía (distinguen 5 planetas) y de la arquitectura (Zigurat).

2. EGIPTO:
2.1 Ubicación geográfica: nordeste de África, a orillas del río Nilo. Se pueden distinguir dos zonas: Alto Egipto (desierto) y Bajo Egipto (delta).
2.2 Desarrollo Político:
· Monarquía Antigua: Menes unifica el alto y bajo Egipto, organizando el estado en torno a una faraón que concentra el poder político, administrativo y religioso. La capital es Menfis. En esta época se levantan las pirámides (Keops, Kefren y Micerinos: Gizeh), se desarrolla la escritura jeroglífica, el papiro manufacturado y el calendario.
· Monarquía Media: los monarcas de la época transforman a la sociedad en un sistema feudal descentralizado, con un faraón rodeado de sacerdotes y nobles (oligarquía). Esta época se termina ante la invasión de los hicsos, los cuales se encontraron con una gran resistencia por parte de los egipcios; estos últimos aprendieron de ellos el uso del hierro y del carro de guerra. Tras la expulsión de los hicsos, se da origen al Reino Nuevo.
· Monarquía Nueva: se organiza el Estado, se centraliza el poder y se crea una aristocracia leal al faraón (Amasis I). Hubo una gran expansión del imperio egipcio: llegan hasta la zona del Éufrates. Amenofis IV quiso acabar con el politeísmo egipcio y, tras su fracaso, el imperio inicia su declinación.
· Fin del imperio: el faraón más importante fue Ramsés II. Se detiene el avance de los hititas en Siria. Durante el reinado de Cleopatra, Egipto cae en manos de Roma, quedando más tarde en manos del Imperio Bizantino.
2.3 El poder del faraón: al faraón se le considera una divinidad, dotado de fuerzas mágicas. Para asegurar la continuidad del sistema político se establece una monarquía hereditaria. El faraón goza de un poder absoluto sobre sus súbditos: sumo sacerdote, legislador, jefe de la administración, comandante de las fuerzas armadas y regulador de la economía del país, pero su primer deber son las obligaciones religiosas.
2.4 La sociedad: era una sociedad jerarquizada: dinastía real (rectora de las actividades del país) clero (culto religioso, prestigio social y económico) escribas (hombres instruidos, funciones administrativas) oficiales (ejército y flota) soldados (extranjeros y mercenarios) artesanos (estrato bajo, precarias condiciones de vida) campesinos (grupo más numeroso, estaban adscritos a la tierra) esclavos (propiedad del faraón).
2.5 La religión: adoraban todo aquello que les parecía extraordinario en la naturaleza, especialmente al sol (Ra). El río Nilo también fue adorado como un dios. Creyeron en la existencia de una vida más allá de la muerte (momificación).
2.6 El legado:
· Arquitectura: construyeron monumentos funerarios y templo. Dentro de los primeros se encuentran las mastabas, los hipogeos y las pirámides. Por otro lado, dentro de los templos, el más grandes y representativo es el templo de Karnak y las esfinges.
· Escritura: Había dos tipos. La jeroglífica, utilizada en monumentos religiosos, y la demótica, utilizado por el pueblo.


MUNDO CLÁSICO

GRECIA:
1.1. Geografía: Península de los Balcanes, rodeado de los mares Egeo, Jónico y Mediterráneo. Esto, junto a la compleja geografía (escarpadas montañas), permitieron el desarrollo de la navegación, comercio y poderío marítimo de los griegos.

1.2. Orígenes del pueblo griego:
· Civilización Minoica: se desarrolla en la isla de Creta. Destacó el importante desarrollo de la industria y el comercio marítimo gracias a su privilegiada ubicación como punto de convergencia del comercio europeo, africano (egipcios) y asiático (fenicios). Fue una civilización pacífica, sin embargo, en el 1400 a.C. cayó bajo el dominio de la civilización micénica. Un importante punto de referencia para este pueblo fue el palacio de Cnossos, cuyos restos y frescos nos describen a una cultura muy desarrollada (ej: sistema de alcantarillado, mujer en igual posición que el hombre, etc.).
· Civilización Micénica: surge a partir de la invasión aquea a la Península de los Balcanes y el Peloponeso. Comenzaron una importante expansión, dominando el mar Egeo, y hacia el 1400 a.C., la isla de Creta también, asimilando parte de la cultura minoica y dando a origen a lo que se llamó la civilización micénica, con centro en Micenas.
· Invasión doria: hacia el 1200 a.C., el Peloponeso fue invadido por el belicoso pueblo de los dorios. Su superioridad en cuanto al manejo de los metales, y, por lo tanto, superioridad armamentista, les permitió expulsar a los aqueos, los cuales se refugiaron en el Ática y en la región costera de Jonia. De la mezcla de los distintos grupos nació el pueblo griego.

1.3. Grecia Homérica: gracias a las recopilaciones de la tradición oral hechas por Homero (“La Odisea” y “La Iliada”), tenemos referencias de lo que fue la sociedad griega en los siglos posteriores a la invasión doria: los griegos vivían agrupados en tribus, cada una encabezada por un rey rodeado de nobles, quienes eran los únicos que conformaban la Asamblea Popular. En cuanto a la religión, ésta tenía un carácter politeísta y antropomórfico, y cada ciudad tenía su culto local. Una manera de rendir homenaje a sus dioses, fueron los juegos olímpicos.

1.4. La polis griega: surge a partir de la fortificación de los territorios de las tribus y se componía de tres partes: acrópolis (templos), el área urbana y el área rural. Cada polis era completamente independiente: soberana, autónoma y autárquica. El desarrollo político de cada polis fue variado, ya que cada una se fue adaptando a sus necesidades de forma diferente. Las polis griegas nunca se unieron bajo un estado unificado, lo único que los unía era el sentimiento de pertenecer a la Hélade, es decir, el ser griegos.

1.5. La expansión griega: al desarrollarse las ciudades la población aumentó y las tierras escasearon, lo que, junto con el desarrollo de la industria que hacía necesario otro mercado, provocó un movimiento de expansión el 750 a.C. aproximadamente. Los griegos fundaron un gran número de colonias en las costas del mar Mediterráneo y mar Negro y aunque cada fundación se constituyó como un estado independiente, se mantuvieron vínculos culturales y económicos con las metrópolis. Así fue como se difundió la civilización griega por todo el Mediterráneo.

1.6. Esparta, un estado guerrero: de origen dorio, habitaron la zona de Laconia al sur del Peloponeso. Se constituyeron como una sociedad estamental en la cual los espartanos (descendientes de los fundadores) eran terratenientes y tenían derechos políticos. Sus tierras eran trabajadas por los ilotas o esclavos del estado, mientras que la industria y el comercio quedaron en manos de los periecos, que eran hombres libres pero sin derechos políticos. Al frente del estado estaban dos reyes, cuyo cargo era honorífico en tiempos de paz y absoluto en tiempos de guerra. Ellos, junto con la Gerusía (consejo de ancianos), debían preparar las leyes que serían aprobadas por la Asamblea Popular (formada por todo espartano mayor de 30 años). Esta asamblea, entre sus atribuciones, debía elegir a los éforos y decidir el estado de guerra o paz. Con el paso del tiempo, los éforos aumentaron tanto su poder, que incluso llegaron a destituir y condenar a muerte a los reyes.
El espartano, desde su nacimiento, pertenecía al Estado, por lo que su educación era estricta y era enfocada a la instrucción militar. Toda su vida quedaba estrictamente reglamentada según las exigencias de la rigurosa disciplina militar.

1.7. Atenas, estado democrático: se ubicaron en la Península del Ática.
· Desarrollo político:
î En un comienzo, Atenas estuvo gobernada por una monarquía, pero con el tiempo los reyes perdieron su poder, y fueron reemplazados por 9 arcontes (poderes administrativos, militares y religiosos). Éstos eran elegidos por los nobles o eupátridas. Además, había un tribunal supremo, el Areópago.
î El pueblo, descontento con las injusticias sociales y por la falta de un derecho escrito, exigió que se codificaran las leyes. El elegido para hacerlo fue Dracón, pero la severidad de su código provocó un descontento aún mayor, y se eligió a Solón como el siguiente legislador. Éste realizó una serie de reformas, dentro de las cuales hay cuatro elementos que hacen considerar esta codificación como un inicio a la democracia: prohibió la esclavitud por deuda, estableció límites para la gran propiedad, abolió los privilegios de nobleza y sangre, declarando ciudadanos a todos los habitantes libres del Ática, dividió la población en cuatro clases que pagaban tributo de acuerdo a sus riquezas. Creo la Bulé o Consejo de los 400, que debía preparar todos los asuntos que luego eran sometidos a discusión y decisión de la Asamblea Popular o Ecclesia (a la cual pertenecían todos los ciudadanos). Finalmente, creó un tribunal popular, la Heliaia.
î Las reformas de Solón no pudieron resolver el problema de las luchas internas, por lo que el eupátrida Pisístrato usurpó el poder y gobernó como tirano durante 30 años. Durante su gobierno se preocupó de especial manera de los campesinos y de darle trabajo a los más pobres. Tras su muerte, fue sucedido por sus hijos Hipias e Hiparco, sin embargo, su régimen de terror provocó su destitución. Pero el espíritu democrático que se había ido gestando era tan fuerte, que surge Clístenes, dando un nuevo gran paso para la conformación de la democracia ateniense. Él cambió la antigua división de la población, que quedó dividida en 10 tribus subdivididas cada una en 10 demos o circunscripciones territoriales, que estaban repartidas por todo el territorio. La Bulé se amplió a 500 miembros y ésta, junto con la Asamblea Popular, fueron, poco a poco, adquiriendo más poder. Por último, estableció el ostracismo como una medida para resguardarse de los posibles tiranos.
· El siglo de oro de Atenas:
î Las guerras médicas: los persas, en su proceso de expansión y al mando del rey Darío, quisieron imponerse sobre las colonias griegas de la costa del Egeo en Asia Menor. Pero estas ciudades griegas no querían someterse al dominio persa, y la primera reacción ofensiva la tuvo la ciudad de Mileto, que se sublevó contra los persas. Atenas acudió en su ayuda, y tras duras batallas, el ejército ateniense derrota al ejército invasor en la playa de Maratón. Diez años más tarde, el nuevo rey Jerjes hace un segundo intento, triunfando en la batalla de las Termópilas sobre un pequeño ejército espartano. Ante el avance de los persas, los atenienses abandonan la ciudad, que es devastada por el ejército persa. Los griegos pudieron recuperarse cuando Temístocles logra destruir a la flota persa en la batalla de Salamina. El año siguiente , la victoria completa sobre los persas se obtiene en la batalla de Platea.
î La hegemonía de Atenas: durante la guerra, Atenas se colocó a la cabeza de los estados griegos, llegando a ser la primera potencia de la Hélade. Una vez finalizada, Atenas organiza la liga de Delos, con el supuesto propósito de estar preparados para una posible ofensiva de los persas. Agrupó a gran parte de las islas del Egeo y ciudades de Asia Menor, y así se aseguró la supremacía de los mares. Atenas comandaba la escuadra y administraba el tesoro que se guardaba en la isla de Delos.
î Siglo de oro de Pericles: durante el gobierno de Pericles se consolida, de forma definitiva, la democracia ateniense: todos los cargos públicos son remunerados por el Estado y se ejerció una democracia directa (restringe la ciudadanía: son ciudadanos los hijos de padre y madre ateniense).

1.8. Imperio Macedónico: al norte de la Península de los Balcanes surge el reino de Macedonia. Su rey, Filipo II, logró robustecer la autoridad monárquica y establecer la hegemonía de Macedonia sobre Grecia. Su hijo, Alejandro, desarrolló una política expansionista hacia el oriente, recorriendo provincias del Imperio Persa y llegando hasta la India. Fundó en el camino numerosas ciudades, lo que produjo la universalización de la cultura griega. Tras la muerte de Alejandro, el imperio se disolvió, pero de la fusión de los elementos griegos y orientales nace la cultura helenística.

1.9. Legado griego a Occidente: los griegos heredan a Occidente su cultura humanista y la razón como único medio de conocimiento del hombre y de la naturaleza, lo que constituye la base de nuestra cultura. La filosofía actual toma los ideales de verdad, bondad y belleza de Sócrates, Platón y Aristóteles. En la ciencia, Pitágoras y Euclides desarrollaron la geometría; en la geografía y astronomía, Claudio Ptolomeo realiza el primer mapa mundi conocido, mientras que Heráclides plantea la rotación de la tierra alrededor del sol; y en medicina, con Hipócrates de Cos se desarrolla la ética (juramento hipocrático). La literatura sentó las bases de la literatura actual: en la poesía épica destaca Homero, se desarrolla el teatro (Esquilo, Sófocles y Eurípides) y se desarrolla la poesía lírica. La oratoria es desarrollada por Demóstenes y está Heródoto, considerado el padre de la historia. Por último, el arte clásico nos deja su planteamiento de la búsqueda del equilibrio y la proporción, se estudia el cuerpo humano y se representa mediante esculturas (ej: Discóbolo de Fidias).

2. ROMA:

2.1. Origen mitológico de Roma: la leyenda señala que Roma habría sido fundada por los gemelos Rómulo y Remo a los pies del monte Palatino, lugar donde los habría encontrado la loba que los crió luego de ser abandonados por el hermano de su madre (los consideraba una amenaza para sus ambiciones de poder).

2.2. El poblamiento primitivo: hacia el 1500 a.C. los ligures, habitantes primitivos de la península Itálica, fueron dominados por los itálicos, dentro de los cuales destacó el grupo de los latinos, quienes se establecieron al sur del río Tiber, en la zona del Lacio. En esta zona había 7 colinas, donde fueron fundadas diversas aldeas, que aproximadamente el año 753 a.C. se unieron, naciendo así la ciudad de Roma. Luego, los etruscos (ubicados al norte del río Tíber) ampliaron su dominio hacia el sur y dominaron Roma, iniciándose así el período conocido como monarquía.

2.3. Monarquía:
· Organización Social: la familia es la base de la sociedad romana, encabezada por el paters familias, quien era jefe, juez y sacerdote, y tenía derechos absolutos sobre su familia. Además, los clientes (personas libres amparadas por el paters), también pertenecían a la familia.
La sociedad romana estaba subdividida en dos clases sociales: por un lado, los patricios o descendientes de un paters, eran los únicos con derechos públicos y con la ciudadanía o populus romanus. Por otra parte, los plebeyos, considerados como extranjeros, no tenían derechos políticos y tampoco podían casarse con los patricios.
· Organización Política: hay tres instituciones importantes: el rey, un hombre despótico con atribuciones legislativas, judiciales, militares y religiosas. La asamblea popular, o Comicios Curiados, estaba formada por los patricios y era una organismo encargado de limitar la voluntad del rey y de declarar la guerra y la paz. Finalmente, estaba el senado conformado por 300 paters, quienes aconsejaban y elegían a los reyes.

2.4. República: comienza con la expulsión del último rey etrusco, Tarquino el Soberbio.
· Organización Política: los reyes son sustituidos por dos cónsules, que tenían las mismas atribuciones y eran elegidos anualmente por los comicios curiados. En caso de emergencia, los cónsules podían nombrar a un dictador con poderes absolutos por 6 meses. Entre tanto, el Senado siguió siendo una asamblea consultiva, mientras que los comicios curiados adquirieron cada vez más poder.
· Luchas sociales: estas luchas se dieron por el deseo de los plebeyos de tener los mismos derechos cívicos que los patricios. Al instituirse la república, los plebeyos obtuvieron la derogación de la Ley del Nexum (esclavitud por deuda). El problema era que los plebeyos, ante la incipiente expansión romana, estaban luchando como romanos, pero no tenían la posibilidad de participar en la política. Tras una serie de conflictos en que se amenazó con abandonar Roma y no pelear más, los plebeyos obtuvieron el derecho a elegir dos tribunos que los representarían en los comicios. Ellos tenían tres derechos: inviolabilidad (condena a muerte de cualquier persona que atentara contra ellos), derecho de auxilio (protegía a los plebeyos afectados por medidas arbitrarias de los patricios) y derecho a veto (podía vetar cualquier ley que no le parecía conveniente). Paralelamente, se creó la asamblea de la plebe o Comicios Tributos para resolver sus asuntos, y sus acuerdos eran aplicados solamente a la plebe.
Otras medidas que favorecieron a la plebe, fueron la Ley Canuleia (permiso para casarse entre patricios y plebeyos), la dictación de las Leyes de las XII tablas y la creación de algunos cargos públicos a los que los plebeyos podían acceder: cuestores (administran el tesoro público), pretores (administración de justicia) y ediles curules (a cargo de la ciudad: aseo, policía, etc.). Sin embargo, poco tiempo después, los plebeyos, gracias a las Leyes Licinias, pudieron acceder al consulado. Además, los tribunos pudieron ingresar al Senado.
· Desarrollo de la oligarquía: producto de la creación de las centurias (ingreso al ejército por riquezas, en que las dos clases más altas tenían plenos derechos políticos), las familias patricias y plebeyas más acaudaladas formaron una nueva aristocracia: los optimates, quienes se reservaron todas las altas magistraturas y la representación en el Senado.
· Expansión Romana: en primer lugar, se dominó toda la bota itálica. Los romanos fueron fundando ciudades en las tierras conquistadas, y las repartieron entre los plebeyos más necesitados. Luego, se expandieron hacia el Mediterráneo occidental, lo cual trajo como consecuencia las tres guerras Púnicas contra la potencia marítima de Cartago, de las que Roma salió vencedora, adjudicándose las islas de Sicilia, Córcega, Cerdeña y el noreste de África. Más adelante, Roma sometió a Grecia, Siria y Macedonia, interviniendo, además, en Egipto. Las nuevas provincias romanas quedaron a cargo de los propretores (provincias pacificadas) y de los procónsules (provincias en guerra).
Esta expansión trajo varias consecuencias consigo. Por un lado, tuvieron problemas políticos y militares ya que la milicia de soldados ciudadanos se mostró incapaz para defender las provincias conquistadas, y además, los ciudadanos no querían abandonar sus hogares. De esta forma, se creo un ejército profesional. Otro problema fue el monopolio que el Senado ejerció sobre los cargos públicos. En lo social, la formación de extensos latifundios gracias a las ganancias de la guerra provocaron que los pequeños propietarios vendieran sus bienes y se trasladaran a las ciudades, formándose un proletariado sin bienes ni trabajo, entregado a la ociosidad y placeres más vulgares. Finalmente, los pueblos itálicos, al formar parte del ejército romano, exigieron completa igualdad de derechos, a lo que los romanos se opusieron categóricamente. Además, los funcionarios provinciales aprovecharon sus cargos para enriquecerse a costa de sus súbditos, naciendo así un profundo descontento del dominio romano.
· El problema agrario: en el año 133 a.C., los problemas internos de Roma hicieron crisis. Ese año fue elegido tribuno de la plebe Tiberio Graco, quien hizo aprobar una ley agraria que limitaba la propiedad de la tierra y la repartía entre los más desposeídos. El Senado se opuso tajantemente a este medida, la cual nunca fue aplicada. Diez años después del asesinato de Tiberio, su hermano Cayo fue elegido tribuno, iniciando una serie de medidas para arreglar la situación: programa de obras públicas para dar trabajo, hizo aprobar la ley frumentaria (distribución de cereales a bajo precio), la ley judiciaria que dispuso que los banqueros y publicanos fueran juzgados por jueces de su propia clase, etc. Poco a poco, Cayo le fue arrebatando el poder al Senado, pero tras su propuesta de otorgarle la ciudadanía a los itálicos, perdió el apoyo de las masas y se hizo matar por un esclavo.
· Mario y Sila: los problemas internos de Roma provocaron el debilitamiento de su ejército. Los fracasos de la clase gobernante permitieron que los dirigentes populares se tomaran el poder. Así fue como el general Mario se hizo al poder, haciendo importantes reformas, entre las cuales destaca el reemplazo de la milicia ciudadana por soldados profesionales, lo que le trajo varios triunfos militares. Sin embargo, al interior de Italia había problemas: se tuvieron que enfrentar a una guerra civil que trajo como consecuencia la concesión de la ciudadanía a los itálicos.
Luego, ante el apoderamiento del rey Mitrídates de Asia Menor, el Senado
encomendó a Sila como jefe de la campaña en su contra. El partido popular aprovechó su partida para apoderarse del gobierno y castigar duramente a los miembros del orden senatorial. Pero Mario muere antes de poder realizar cualquier reforma, y cuando Sila regresa victorioso, se hace nombrar dictador en vista de la falta de una autoridad. Sila realizó muchas medidas destinadas a devolverle el poder al Senado.
· Formación del los Triunviratos: tras la muerte de Mario, un grupo de sus adeptos organiza una rebelión en Hispania, por lo que el Senado nombra a Pompeyo procónsul para aplacar a los subversivos. Paralelamente, en Italia, surge la rebelión de esclavos encabezada por Espartaco, ante lo cual Craso es elegido para luchar contra ellos. En virtud de sus éxitos, ambos exigen el consulado, pero, ante la negativa por parte del Senado, se unen al Partido Popular, siendo elegidos cónsules el 70 a.C. Ambos realizaron una serie de conquistas expansivas fuera de Roma pero, tras su regreso a ésta, el Senado le negó el reconocimiento de sus obras. En esta época, Cayo Julio César lidera el Partido Popular, y se une a Pompeyo y Craso para imponerse sobre el Senado, dando origen al Primer Triunvirato. César logró conquistar la Galia y ganarse el respeto de su ejército. Su creciente poder provocó que el Senado, temeroso, se reconciliara con Pompeyo, quien exigió a César dejar el mando de su ejército y regresar a Roma. César entra en Italia con su ejército, triunfando sobre el ejército de Pompeyo. Luego se dirigió a Hispania, Grecia, Egipto, África, etc., imponiéndose por sobre las legiones de Pompeyo, hasta obtener una victoria definitiva. Al regresar a Roma, obligó al Senado a nombrarlo Dictador Vitalicio. Así, César establece un gobierno personal, en el cual dejó subsistir las magistraturas republicanas, pero reúne en sus manos diversos títulos de gran poder: Dictador Perpetuo (al mando de las legiones del Imperio y con el título de Imperator), Tribuno (protector del pueblo frente al Senado, cargo vitalicio), Censor (control sobre las costumbres), Pontífice Máximo (vigilancia sobre el culto) y, finalmente, General Supremo, Juez y Sacerdote (similar a los antiguos reyes romanos).
Realizó reformas políticas (disminución del poder del Senado), sociales (repartición de las tierras conquistadas entre los pobres y veteranos, leyes contra el lujo y la corrupción) e imperiales (otorga la ciudadanía a numerosos provincianos, y establece medidas para evitar el robo de impuestos).
Sin embargo, la República aún era un ideal sagrado, por lo que los senadores conspiran contra César y lo asesinan el 44 a.C. En reacción a esto se forma el Segundo Triunvirato, con Marco Antonio, Lépido y Octavio, que vencen a los republicanos, dando fin definitivo a la República. Tras esto, se produce una guerra civil entre Marco Antonio y Octavio, venciendo este último y creando el IMPERIO.

2.5. Imperio:
· Gobierno de Augusto: (27 a.C.–14 d.C.) Octavio, el 27 d.C., decide retirarse del gobierno, pero, en vista de la cantidad de problemas que tenía Roma, el Senado le ruega que se quede. Octavio accede, y, en gratitud, el Senado le otorga el título de Augusto (sagrado), Padre de la Patria, Emperador y Primer Ciudadano (Princeps Civitates® Principado), constituyéndose como Jefe de Estado con todos los poderes, sin embargo, siempre compartió el poder con los demás magistrados. Y así, fue adquiriendo cada vez más títulos y cargos que lo dejaron al mando de todos los ámbitos del gobierno del imperio: administración civil, legislación, fuerzas armadas, política externa y provincias, autoridad religiosa, etc. Realizó una serie de obras entre las que destacan: la formación un ejército profesional que se estableció en los límites del Imperio (ríos Rin, Danubio y Éufrates), reformas a la costumbre y moral, repartición del poder de tal forma que todos los magistrados quedaron conformes.
Así fue como Augusto fue dándole forma al Imperio Romano, destacando por el orden y paz alcanzados: bienestar económico, obras públicas de tipo cultural, gran desarrollo de artes y letras, etc. Al plantearse la necesidad de mantener funcionando el sistema creado, el poder de Octavio se heredó a su hijastro Tiberio, naciendo así la dinastía Julio-Claudia.
· Del principado al absolutismo: se sucedieron 4 dinastías en total, las cuales fueron: la dinastía Julio-Claudia, (Nerón, Calígula, Tiberio y Claudio), luego vino la de los Flavios: Flavio Vespasiano (restablece el orden), Tito (quien restableció el principado), Domiciano (restablece el poder personal). Tras esta dinastía siguió la de los Antoninos (el Imperio alcanza su máxima extensión y prosperidad, destacan Trajano y Marco Aurelio, y finaliza con Cómodo, quien inicia la decadencia del Imperio). Finalmente, durante la dinastía de los despóticos Severos, el Imperio termina de corromperse: grave crisis política, el poder era elegido por el Ejército, problemas fronterizos, barbarización del ejército, pactos con los bárbaros para proteger las fronteras, etc.
· El Cristianismo: en tiempos de Tiberio surge en Palestina, provincia romana, Jesucristo, quien provocó un profundo cambio en lo ya establecido, y, por esta misma razón, murió crucificado. Sus seguidores, los apóstoles, se encargan de difundir su doctrina, ganando un gran número de adeptos, quienes comienzan a practicar una política aislacionista: no adoran a los dioses paganos, y se juntan sólo ellos a cumplir con sus deberes religiosos. Es por esto que son perseguidos durante 250 años por los emperadores romanos, convirtiéndose en mártires de la fe cristiana.
· El fin del Imperio y el triunfo del Cristianismo: el emperador Diocleciano, en el año 284 d.C., reorganizó el Imperio en torno a una tetrarquía (2 Augustos y 2 Césares). Años más tarde, el emperador Constantino promulgó el Edicto de Milán, autorizando la libertad de culto, y, además, trasladó la capital del Imperio, de Roma a Constantinopla. El triunfo definitivo del Cristianismo se dio durante el gobierno de Teodosio el Grande, quien, a través del Edicto de Tesalónica, declaró al cristianismo la religión oficial del Imperio y, además, dividió los territorios romanos en 2 imperios: Imperio Romano de Oriente, con capital en Constantinopla, y de Occidente, con capital en Roma. El año 476 d.C., el Imperio Romano de Occidente fue destruido por los germanos, mientras que el de Oriente se mantuvo 1000 años más, hasta caer en manos de los turcos otomanos.


EDAD MEDIA

1. EL ISLAM:
Hacia el siglo VII, en la Península de Arabia, surge el profeta Mahoma como gran unificador de las diversas tribus árabes. Mahoma, convencido de ser revelado por el arcángel Gabriel, desarrolla una doctrina monoteísta (con Alá como único Dios) que, a pesar de no ser bien recibida en un principio, logra imponerse como estado teocrático en toda la península.
Tras la muerte de Mahoma, los árabes, ya unificados, fueron gobernados por Califas, quienes cumplieron con el encargo del profeta de difundir la nueva religión (Islam). La difusión de la doctrina musulmana comenzó a tomar forma cuando los turcos, vecinos fronterizos de los árabes, consiguen dominarlos y acogen el Islam como religión propia, iniciando así un proceso de expansión violenta: en 10 años, se apoderaron de gran parte de Asia (Palestina, Egipto e Irán), expulsando a los bizantinos. Luego pasaron a España y continuaron sobre Francia, donde fueron detenidos por Carlos Martel en la Batalla de Poitiers. La Guerra Santa se dio principalmente por el choque entre Oriente y Occidente, y se ha prolongado hasta el día de hoy, mezclándose, a lo largo de la Historia, con factores políticos, económicos, culturales y religiosos.
* Doctrina musulmana: la doctrina de Islam, de acuerdo a sus Cinco Pilares, establece que: 1) sólo hay un Dios, Alá, y que Mahoma es su profeta; 2) el musulmán debe orar cinco veces al día en dirección a la Meca; 3) debe ayunar durante el mes de Ramadán; 4) debe dar limosnas a los pobres y 5) debe peregrinar por lo menos una vez en la vida a la Meca. Por otra parte, debe luchar en la Guerra Santa. Todas estas ideas están recogidas en el Corán.

2. CAÍDA IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE:
Contemporáneo al derrumbamiento del Imperio Romano de Occidente, surgen en las fronteras del Imperio los pueblos germanos, de incipiente civilización (no conocían el comercio ni tenían una organización política definida). Estos pueblos, al estar en permanente contacto con los romanos, absorben su cultura, defienden las fronteras a cambio de tierras e incluso, llegan a formar parte del ejército. En el siglo IV, producto de la arremetida de los hunos, los germanos presionan sobre las fronteras del Imperio y logran ingresar. Aprovechando el caos reinante, los bárbaros atacaron, y, finalmente, el año 476 cae el último emperador romano, Rómulo Augústulo, en manos de Odoacro. Así, se derrumbaba el Imperio Romano de Occidente y se daba inicio a la etapa conocida como la Edad Media.

3. IMPERIO CAROLINGIO:
3.1. Antecedentes: Los francos, un pueblo germano que le arrebató a Roma la Galia Cisalpina, fueron unificados bajo el mando de Clodoveo, quien dio origen a la dinastía Merovingia. Lamentablemente, los últimos reyes de esta dinastía, llamados “Reyes Holgazanes”, delegaron todo el poder en manos del “Mayordomo de Palacio”. Así, cuando los musulmanes irrumpen en Francia, el mayordomo Carlos Martel los detiene en Poitiers. Su hijo, Pipino el Breve, logra destronar al último rey merovingio, iniciando así la dinastía carolingia.
3.2. Carlomagno y el Imperio: El hijo de Pipino el Breve, Carlomagno, tenía la idea de reconstruir un Imperio similar al de Roma, por lo que se convierte al cristianismo y obliga a su pueblo a hacerlo también. Es coronado por el Papa León III emperador, en retribución por su defensa de la religión; y logró, en pocos años, formar un imperio enorme, cuya capital se estableció en Aquisgrán, que se convierte en el centro del mundo medieval: se reúnen los sabios de la época y se funda la primera universidad. El monarca tiene poder absoluto, pero 2 veces al año permitía que se reuniera la Asamblea General, en la que se aprobaban las leyes, las cuales eran escritas en códigos llamados CAPITULARES. Carlomagno divide a su imperio en condados y marcas (fronterizas), a cargo de un conde o marqués (funciones administrativas y militares). Los nobles eran fiscalizados anualmente por los Missi Dominici, siempre un religioso y un laico, quienes informaban al rey de cualquier anomalía en el territorio.
3.3. Caída del Imperio y Consecuencias: Entre las consecuencias importantes del Imperio Carolingio se encuentran: la continuidad del desarrollo cultural en Occidente (no se estancó, al contrario, se sentaron las bases de la cultura occidental al mezclarse la cultura clásica con la religión cristiana), además de recuperar la unidad europea tras la caída del Imperio Romano, pero esta obra no duraría mucho, ya que, a la muerte de Carlomagno, el imperio decae: ya no hay un monarca protector, y el reino se divide entre los hijos (Tratado de Verdún, 814 d.C.). Esto, sumado a las continuas invasiones, provocan que el pueblo se refugie cada vez más en los nobles, iniciando así el proceso de formación de la sociedad feudal.

4. LA SOCIEDAD FEUDAL:
La caída del Imperio Carolingio y el surgimiento de nuevas invasiones crearon una atmósfera de inseguridad que obligó a la población europea a buscar resguardo físico y económico en toda persona que poseyera los recursos necesarios para posibilitar algún grado de subsistencia. Esta situación se vio aumentada, posteriormente, por la decadencia de la economía (decae el comercio, la industria y el uso de la moneda, y la ciudad pierde su primacía demográfica), lo que desemboca en un nuevo orden político-económico, el feudalismo.
4.1. Régimen Vasálico: el señor feudal, al tener poder económico y astucia en asuntos bélicos, aseguraba protección y mantención a sus vasallos, hombres que, ante su debilidad, ofrecían su fidelidad, su consejo, su ayuda y la prestación de diversos servicios al protector. Ahora la tierra tenía la primacía en la economía, se convirtió en la única fuente de riquezas. El que procuraba protección donaba sus tierras a su señor, manteniendo su usufructo; a su vez, los señores poderosos traspasaban parte de su propiedad a algunos servidores como agradecimiento por su colaboración. El sistema operaba más o menos de la siguiente forma: había una gran solemnidad y colorido, el vasallo debía realizar el acto de Homenaje, luego debía realizar el acto de Fe y jurar su fidelidad ante las Sagradas Escrituras, y finalmente, se sellaba el acto con la Investidura. Este nuevo orden de cosas trae consigo varias consecuencias: el poder real se ve claramente reducido, la economía se sectoriza (cada feudo tiene una realidad económica autónoma e independiente), el sistema ofrece ciertas condiciones de paz y prosperidad, la sociedad se jerarquiza absolutamente, se inculcó a los hombres valores como el sentido del honor, el respeto por la dignidad de la persona, por la mujer y por el compromiso de palabra.
4.2. La sociedad: estaba conformada por estamentos con escasa movilidad: la nobleza (rey, señores, vasallos y caballeros), que tenía un carácter guerrero; el clero, que, además de funciones religiosas, tenía funciones sociales y culturales (derecho de asilo, Paz de Dios, Tregua de Dios); y los campesinos, en que se distinguen los villanos (hombres libres, sometidos al señor, vasallos pobres) y los siervos (especie de esclavos al total servicio del señor).
4.3. Economía: la base era la villa, que eran las tierras que los vasallos entregaban a sus señores feudales. La parte más importante era el castillo fortificado, que estaba rodeado por todo tipo de dependencias que justificaban el carácter autárquico que tenía el feudo. Las tierras en la villa se dividían en: tierra indominicata (uso exclusivo del señor), mansos (propiedad y usufructo de los villanos) y las tierras comunales.

5. LA IGLESIA CRISTIANA EN LA VIDA PÚBLICA DE LA EDAD MEDIA:
La Iglesia fue la principal fuerza unificadora, cumplió un singular papel en el gobierno civil y en la época, y contó con una importante riqueza material gracias al diezmo y la donación de tierras. La Iglesia cumplía principalmente un papel de servicio hacia el hombre, haciéndose partícipe de todos los eventos de su vida, desde el nacimiento hasta la muerte, pero también atenuaba los rigores de las constantes guerras. Además, la Iglesia contaba con su propio cuerpo de tribunales (la Inquisición, cuya principal arma era la excomunión). La intervención de los pontífices en cuestiones políticas y religiosas de los estados cristianos fue una constante de la época, que le otorgó al clero un rango de creciente importancia.
5.1. Órdenes religiosas: se caracterizó primero la orden cluniacense y luego la orden cisterciense. La orden de Cluny postula un mayor ascetismo, y plantea reforzar la sumisión directa al Papa, es decir, acabar con la investidura laica. En la medida en que la orden cluniacense pierde su orientación inicial, surge la orden cisterciense como una reacción a esto. Esta orden está enfocada esencialmente a lograr una vida lo más simple y dedicada a lo espiritual posible. Este ambiente reformista determinó la creación del Colegio de Cardenales, que era el encargado de elegir al Sumo Pontífice, sin permitir la incidencia del poder temporal (“querella de las Investiduras”® Gregorio VII v\s. Enrique IV). Luego, en los siglos XII y XIII, la Iglesia ofrece otra variante estructural: se fundan las órdenes de los Franciscanos y los Dominicos, que, a diferencia de las anteriores, no se encierran en la contemplación, sino que se mezclan con el pueblo, predicando y persiguiendo a los herejes.
5.2. Cruzadas: estas grandes empresas, que fueron acometidas por la Iglesia, se generaron por la imposibilidad de visitar los Santos lugares, que recuerdan la Gloria, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, debido a que los turcos selyúcidas se apoderaron de Palestina. Las Cruzadas fueron convocadas por el Papa Urbano II en el Concilio de Clermont. Fueron 9 en total, y, a pesar de no haber cumplido su objetivo, trajeron importantes consecuencias para Europa: los señores feudales perdieron el poder político y económico, ya que perdían sus tierras para cubrir las deudas de las cruzadas; emerge una gran cantidad de comerciantes enriquecidos, que marcan el inicio del proceso urbano del siglo XII (Génova, Venecia, Pisa); y por último, el contacto con Oriente permitió la inserción de algunos rasgos culturales árabes.

6. SURGIMIENTO Y DESARROLLO DE LAS CIUDADES MEDIEVALES:
Tras la caída del Imperio Romano, las ciudades entraron en un período de decadencia que concluyó con su desaparición. Las cruzadas propiciaron un nuevo orden económico-comercial, aumentando el intercambio mercantil entre las ciudades italianas y el Cercano Oriente. Debido a que los italianos no fueron mercado suficiente, se debió exportar los productos orientales a otros países europeos.
Por otra parte, el crecimiento comercial produjo que los señores feudales instalaran ferias comerciales en sus feudos una vez al año. Así, artesanos y mercaderes se fueron concentrando en puntos estratégicos (palacio episcopal o castillo). Además, la pérdida del poder de los señores feudales y, por consiguiente, el aumento del poder del rey, sumado a la expansión demográfica y el desarrollo agrícola (aumento de la capacidad productiva que genera riquezas que fueron invertidas en la ciudad), trajo como consecuencia el enriquecimiento de las ciudades, las cuales se revitalizaron.
En un comienzo las ciudades dependen de un señor feudal, pero, tras violentas luchas, éstas obtienen su independencia y quedan sujetas exclusivamente al poder del rey. Su gobierno era corporativo, ejercido mediante el ayuntamiento y los consejos municipales, integrados por familias nobles. Dentro de las funciones de estas entidades cabe destacar la de orientar las políticas económicas, las cuales estaban sustentadas en la artesanía y el comercio. Los artesanos sólo podían desarrollar su arte si pertenecían a un gremio, que reglamentaba el oficio y fijaba los precios. Partían como aprendices, luego viajaban por el país trabajando en distintos talleres, y, al volver, rendían examen para ascender a maestros. Los comerciantes, por su parte, tuvieron como centro de actividad la ciudad, manejando desde ahí el comercio local y el internacional. Se organizaron en asociaciones o guildas, que tenían funciones reguladoras. La Liga Hanseática fue la guilda más destacada, que estableció su monopolio sobre el comercio marítimo de todo el norte de Europa. Además, a partir del siglo XI, se comienza a utilizar nuevamente el dinero, lo que facilitó el intercambio comercial y la acumulación de riquezas. Este capital excedente fue puesto a disposición del comercio y la producción, comenzando así el capitalismo y el surgimiento de los bancos y banqueros (Médicis en Florencia). Con este desarrollo de la ciudad aparece un elemento nuevo en la sociedad europea: la clase burguesa, formada por los comerciantes y artesanos enriquecidos.

7. LA FORMACIÓN DE LAS MONARQUÍAS NACIONALES:
Al entrar en crisis el régimen feudal, las monarquías recuperan su fortaleza y se inician acelerados procesos de unificación, tanto políticos como territoriales: es así como el monarca es la expresión política del Estado. En la medida en que el rey, en el siglo XV, recupera el poder político perdido, se ve apoyado por los burgueses, que exigen una autoridad centralizada y firme. Es así como el nuevo Estado político es el resultante de la personificación del rey con la nación y sus ideales. No es una monarquía de carácter despótico, ya que se mantienen instituciones medievales. A partir de esto, nace la monarquía nacional: rey (cabeza del Estado) ® corte (nobleza) ® administración (burocracia burguesa) ® ejército (soldado profesional) ® diplomacia (regula las relaciones bilaterales entre las monarquías).

9. LEGADO CULTURAL DE LA EDAD MEDIA:
Se dio fundamentalmente en torno al desarrollo de las artes y letras: en las artes, la arquitectura (arte románico y gótico) y el desarrollo de la cúpula, la bóveda y el mosaico, fundamentalmente gracias al aporte árabe (destacan en particular la Mezquita de Córdova, la Alhambra de Granada y el Alcázar de Sevilla). En la literatura se desarrolla la escolástica (Santo Tomás y su Suma Teológica), el poema del Cid y la Divina Comedia de Dante. El Imperio Bizantino nos hereda su cuerpo legal, que fue la base del derecho civil de gran parte de Europa y luego de Latinoamérica (Justiniano y el Corpus Iuris Civiles). Por último, Oriente nos entrega conocimientos acerca del comercio (uso del cheque, sociedades comerciales y de acciones, letras de crédito, etc.), medicina, matemática y astronomía.

ÉPOCA MODERNA

1. ANTECEDENTES:
Gracias a la desintegración del mundo medieval y al intercambio comercial entre Europa y Bizancio, producto de las Cruzadas, se comienzan a producir profundos cambios en la vida cultural, literaria, artística y política de Europa. La Época Moderna es la culminación de los cambios que se dieron a fines de la Edad Media, cuando comienza a desarrollarse un sentimiento de admiración a las obras de la antigüedad greco-romana.

2. ITALIA, CUNA DEL RENACIMIENTO:
El nuevo espíritu y las nuevas formas de vida social ofrecieron condiciones propicias para el desarrollo de las artes y letras. En Italia, la situación política de desunión permitió a cada ciudad desarrollar su propio sistema económico, especialmente el capitalismo mercantil. Además, es necesario mencionar que, previo al Renacimiento Clásico, durante la Edad Media destacaron Boticelli, Donatello y Ghiberti como pintores y escultores de una época conocida como la del Quatroccento.
En Italia surgieron dos corrientes culturales basadas en la cultura clásica, una de ellas de tipo intelectual y la otra artística:
a) Humanismo: es el estudio de la cultura antigua, a través de cuyo conocimiento el hombre podía llegar a ser verdaderamente humano. Comienza en Italia en el siglo XIV gracias a Francisco Petrarca, Juan Bocaccio y Dante Alighieri. Debido a la migración de los sabios bizantinos (producto de la caída de Bizancio), la invención de la imprenta por Gutemberg, que masificó la producción de libros, y la existencia de los mecenas, que fomentaron la difusión de la cultura grecolatina, el humanismo se desarrolló y se expandió por toda Europa. Cabe destacar entre sus exponentes a Nicolás Maquiavelo (“el fin justifica los medios”® todo vale para que el político pueda conservar su poder, “El Príncipe”) y Erasmo de Rotterdam (criticó las costumbres, los abusos de la Iglesia, la ignorancia y el fanatismo® “Elogio a la locura”).
El humanismo tuvo como consecuencias: en términos educacionales, la modificación de los planes de enseñanza, al incorporarse el griego y el latín, el desarrollo de un espíritu crítico y analítico, la observación de la naturaleza, etc. En lo político, el estudio de Grecia y Roma entrega otros modelos a seguir (instituciones políticas y formas de gobierno como la democracia y la república).
b) Renacimiento: a pesar de que el Renacimiento y el Humanismo fueron contemporáneos, en el primero predominó la imitación, mientras que en el segundo, la creación. Las primeras manifestaciones renacentistas se dieron en la época del Quatroccento, y llegaron a su auge con exponentes como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y Tiziano.
El ideal renacentista del hombre fue el del “hombre universal”, encontrando su máxima expresión con Leonardo Da Vinci. El arte religioso medieval se transforma en una concepción personal de la belleza del cuerpo humano y de la naturaleza. Al igual que el Humanismo, se busca el desarrollo completo de la personalidad, y la formación de un hombre culto.
El Renacimiento y el Humanismo dieron gran importancia al desarrollo humano y a la observación de la naturaleza. Estos nuevos movimientos, intelectual y artístico, provocaron un profundo quiebre con lo ya establecido. La fusión de la cultura oriental con la occidental sentó las bases de los conocimientos actuales, impulsado especialmente por la gran cantidad de destacados sabios que se concentraron en dos ciudades italianas: Venecia y Florencia.

3. REFORMAS RELIGIOSAS:
3.1. Antecedentes y causas: a partir del siglo XIV, la Iglesia Católica se sumió en una profunda crisis: su riqueza material fue causa de corrupción, y muchos miembros del clero prefirieron el placer mundano a la obligación religiosa. Las corrientes renacentistas y humanistas impulsaron al hombre a criticar el sistema, y el afianzamiento de la autoridad real produjo una continua lucha entre los reyes y el Papa, con el fin de afirmar al poder real frente al pontificio (ambicionaban los bienes de la Iglesia). Por otro lado, durante la Baja Edad Media, las doctrinas herejes de Wyclif y Hus, que establecían oposición a los dogmas evangélicos y a la autoridad universal del Papa, y que fueron condenadas en el Concilio de Constanza, provocaron una revolución en contra de la Iglesia Católica. También el conflicto de Avignon (existencia de dos Papas) suscitó en todas partes violentos conflictos que culminaron con la exigencia de una reforma de la Iglesia “en su cabeza y en sus miembros”.

3.2. Reforma Protestante:
· Reforma Luterana: debido a la construcción de la Iglesia de San Pedro, el Papa León X, con el objeto de obtener recursos, decretó la venta de indulgencias en Alemania. Un monje agustino, Martín Lutero, indignado por lo calificaba como “una venta del perdón”, procedió a colgar en la puerta de la catedral de Wittenberg sus 95 tesis que atacaban las indulgencias. Fue excomulgado por el Papa y, en la dieta de Worms, el emperador Carlos V invita a Lutero a retractarse de sus ideas, pero éste se niega e insiste en que el hombre se salva exclusivamente por la fe, defendiendo su idea de la libre interpretación de la Biblia (la traduce al alemán). La doctrina luterana se propagó por Alemania, encontrando apoyo en varios príncipes, produciéndose así la división religiosa de Alemania. Después de largas y violentas luchas, se llegó a un acuerdo en la Paz de Augsburgo (1555), que estipula que cada príncipe puede elegir entre el catolicismo y el luteranismo, y sus súbditos deben seguir la religión de su príncipe.
La doctrina luterana establece tres puntos importantes: la Biblia, al ser la única fuente de fe, es la única fuente de salvación y verdad (niega la autoridad del Papa), se aceptan sólo tres sacramentos (bautismo, eucaristía y penitencia) y se suprime el celibato en los sacerdotes.
· Reforma Calvinista: Juan Calvino desarrolla la idea de la Predestinación, y organiza en Ginebra un régimen teocrático que controla todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas. El trabajo bien hecho es una virtud cristiana, y la prosperidad y el éxito son señales de haber sido elegido para la salvación eterna. El calvinismo le dio una fundamentación religiosa al capitalismo: miseria y riqueza son las dos condiciones preestablecidas por Dios. Fueron fuertemente perseguidos, lo que motivó las migraciones y la expansión de la doctrina (ej: los calvinistas escoceses (presbiterianos) fueron perseguidos por los Estuardo y migraron a Norteamérica).
· Reforma Anglicana: a diferencia de las otras, se dio por motivos políticos. Enrique VIII, rey de Inglaterra, tras combatir fuertemente las ideas protestantes (“defensor de la fe”), rompe con la Iglesia Católica debido a que ésta le niega el permiso para divorciarse de Catalina de Aragón, ante su deseo de casarse con Ana Bolena.
Mediante el Acta de Supremacía, se declara Jefe de la Iglesia de Inglaterra, confisca los bienes de la Iglesia Católica y rompe con Roma. Los opositores fueron ejecutados (ej: Tomás Moro).
La nueva Iglesia sólo suprime el celibato, aunque durante el reinado de Isabel I, adquiere ciertas influencias protestantes. Es necesario mencionar que María Tudor, hija de Catalina de Aragón, restablece el catolicismo en Inglaterra, persiguiendo fuertemente a los protestantes, pero con Isabel I la Reforma se consolida definitivamente.

3.3. La Contrarreforma o Reforma Católica: se dio como reacción de la Iglesia Católica a la crisis en su estructura interna y a la propagación de la doctrina protestante. Es por esto que se convoca al Concilio de Trento (Pablo III), el cual estableció que: las Sagradas Escrituras, junto con la Tradición, son fuentes de doctrina católica; la versión oficial de la Biblia es la de San Jerónimo (la Vulgata); se reafirma el celibato; se reemplaza el Tribunal de la Inquisición por el Tribunal del Santo Oficio; se prohíbe la venta de indulgencias y se reafirma la autoridad del Papa sobre la jerarquía eclesiástica.
Estas reformas, sumadas a la formación de nuevas órdenes religiosas, como la de los Jesuitas y las Ursulinas, permitieron que la Iglesia Católica se renovara y reorganizara en torno a los ideales católicos de antes.


4. DESCUBRIMIENTOS GEOGRÁFICOS Y AVANCES TECNOLÓGICOS:
4.1 Antecedentes: tras la invasión a Constantinopla, las rutas comerciales con Oriente se cerraron, lo que obligó a buscar nuevas formas de acceso a los productos venidos desde la India y China. Esto, sumado a los avances tecnológicos de la época (inventos desarrollados por los orientales, tales como avances en la cartografía, brújula, astrolabio, etc.) y a un fuerte espíritu aventurero y evangelizador producto de las Cruzadas, provocaron el deseo de exploración de la tierra. Las naciones más aventajadas fueron España y Portugal, ya que tenían acceso al Océano Atlántico.
4.2 La empresa portuguesa de descubrimiento: se desarrolló antes que la española, y se inicia cuando el hijo de Juan I de Portugal, Enrique el Navegante, funda una escuela de navegación en Sagres, donde se congregaron especialistas en el tema. Portugal busca su expansión recorriendo las costas de África, donde Bartolomé Díaz llega al Cabo de Buena Esperanza en 1488. En 1497, Vasco da Gama logra llegar a Calcuta y fundar factorías. También fue importante que Pedro Alvarez Cabral se haya desviado, producto de una tormenta, a las costas de Brasil en el año 1500.
4.3 La empresa española de descubrimiento: la empresa española se inicia más tarde ya que recién el año 1492 cae Granada, terminando así la unificación de los reinos. El navegante genovés Cristóbal Colón, tras firmar las Capitulaciones de Santa Fe (que le otorgaban una serie de títulos sobre los territorios que conquistaría), zarpa desde el Puerto de Palos el 3 de agosto de 1492 a bordo de tres carabelas. Tres meses después, el 12 de octubre, llega a la isla de San Salvador, descubriendo así un nuevo continente: América.
4.4 Consecuencias de los descubrimientos: para Europa, las consecuencias fueron: por un lado, aumenta el interés científico, lo que conduce al surgimiento de la teoría heliocéntrica de Copérnico; también se produce una expansión de la religión cristiana y cultura europea. Finalmente, en el aspecto económico, se amplían los territorios disponibles para el comercio, aparecieron las nuevas rutas atlánticas y se llevaron a Europa productos americanos (papa, cacao, café, tabaco, etc.). El Océano Atlántico se convierte en el centro del comercio y sus ciudades desplazan a las ciudades mediterráneas. España y Portugal se convierten en grandes imperios coloniales.

5. ABSOLUTISMO:

5.1 Antecedentes: se constituye en oposición al papado y los señores feudales que habían dominado en la Edad Media. Durante el Renacimiento se establece un concepto de Estado moderno cuya principal característica es la soberanía, la cual, según Juan Bodino, es un poder no sometido a las leyes, que busca el bien común por sobre los intereses personales y conflictos de grupos. Considerando la experiencia de los reinos de Francia, Prusia y Rusia como monarquías hereditarias, la monarquía absoluta aparece como una solución a la anarquía, y se caracteriza esencialmente por la concentración de los tres poderes del Estado en el monarca. Encuentra su justificación en la doctrina del derecho divino de los reyes, y se desarrolla con mayor vigor en España, Francia e Inglaterra.
5.2 España:
· Reyes Católicos: el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón propicia la unificación de España y el afianzamiento del absolutismo. Los reyes católicos se preocuparon por la conquista y colonización de América, y por apoderarse de diversos reinos en Italia. Tras diversas guerras con los franceses por las tierras de la bota itálica, los españoles logran imponerse, naciendo así el imperialismo español.
· Carlos I de España, V de Alemania: tras la muerte de Fernando de Aragón, su nieto Carlos de Habsburgo, fue reconocido como rey de Castilla y Aragón. Luego hereda el archiducado de Austria, y es elegido emperador de Alemania, formándose un extenso imperio sobre el cual ejerció sus poderes absolutos. Tras 40 años de reinado y otros tantos de luchas contra Francia, abdica y reparte sus dominios entre su hermano Fernando y su hijo Felipe.
· Felipe II, el siglo de oro español: Felipe II, pese a no tener gran talento como gobernante, mantuvo durante su reinado el predominio español en Europa conseguido por su padre. Construye el palacio San Lorenzo del Escorial, y su política interna tuvo como finalidad establecer la unidad del catolicismo ya que, según él, la unidad religiosa debía ser la base de la unidad política. Persigue a los moros y a los protestantes, valiéndose de la Inquisición. Obsesionado con su ideal de erradicar las herejías del protestantismo, envía su Invencible Armada contra Inglaterra con el fin de eliminar al principal defensor del protestantismo europeo. Pero las interminables guerras provocaron la ruina financiera de España, debilitándose el poder político. Sin embargo, eso no fue impedimento para un gran auge de la cultura española: el Greco, Murillo, Velázquez en las artes, y Lope de Vega, Calderón de la Barca, Miguel de Cervantes en las letras, con sus importantes obras, dieron cabida al Siglo de Oro español.
5.3 Francia:
· Enrique IV: las sucesivas guerras civiles entre los católicos y los calvinistas, sumado a la hegemonía del rey Carlos V y Felipe II, provocaron la disminución del poder de Francia. El rey Enrique IV pone fin a las luchas religiosas mediante el Edicto de Nantes, pero estableciendo el catolicismo como religión oficial del Estado.
· Cardenal Richelieu: fue la figura central de la política francesa durante el reinado de Luis XIII (sucesor de Enrique IV): logró destruir el poder militar y político de los hugonotes (calvinistas) y le quitó a los nobles los derechos jurisdiccionales en sus distritos. Además, participó en la Guerra de los 30 años, debilitando en poder de los Habsburgo.
· Luis XIV: hijo de Luis XIII, fue el máximo exponente del absolutismo monárquico. Su concepción de gobierno se resume en las palabra “el Estado soy yo”. Ejercía todos los poderes del Estado: era legislador, juez supremo y generalísimo de las fuerzas armadas. No convocó a los Estados Generales (representantes del clero, la nobleza y el estado llano). Revoca el Edicto de Nantes y profesionaliza el ejército. Su principal ministro fue Colbert, quien fomentó la producción industrial y el mercantilismo. Todo el esplendor adquirido de la mano del “rey sol” fue perjudicado por las constantes guerras en que se vio envuelta Francia. Pese a esto, jamás claudicó en sus principios absolutistas.

6. MERCANTILISMO:
Se basa en la idea de que una nación era rica y poderosa si disponía de una gran cantidad de oro y plata. Los españoles y portugueses intentaron mantener el monopolio sobre las posesiones de ultramar, pero los ingleses, tras imponerse a la Armada española, cruzan el Atlántico y fundan colonias en Norteamérica, mientras que los franceses hacen lo mismo en Canadá y en otras partes de América e India.
Las nuevas rutas marítimas pusieron fin al monopolio comercial de los pueblos del Mediterráneo; aumentó el volumen del comercio (productos de América, Asia y África), lo cual condujo al perfeccionamiento de las técnicas y prácticas desarrolladas en Italia durante el Renacimiento: cheques, notas de cambio y letras de cambio; se establece un sistema de seguros por accidente y, en vista de que los negocios requerían cada vez de más capital, los dueños de las empresas se asocian y forman sociedades, creándose así las bolsas de valores y acciones. El mercantilismo se caracteriza fundamentalmente por el control privado de los medios de producción.
A raíz del mercantilismo, la clase media o burguesía aumenta y se enriquece, por lo que buscan obtener derechos políticos. Al mismo tiempo, las monarquías logran consolidar su poder absoluto y, a partir de esto, intentan controlar las fuerzas económicas y beneficiarse con las nuevas riquezas.

7. ILUSTRACIÓN :
7.1. Ilustración: esta corriente se define como el movimiento intelectual característico de la época post-Renacimiento cuyo principal postulado es la convicción con respecto al uso e importancia superior de la razón humana (el conocimiento se logra a través de la experiencia), frente a los dogmas religiosos, tradiciones pasadas o instituciones existentes. “El hombre, al ser racional por excelencia, debe basar su vida en la razón”. La Ilustración se considera como el siglo de la filosofía y la ciencia: dentro de esta época se escribe La Enciclopedia (por Diderot y D’Alambert, recopila todo el trabajo científico hasta la fecha) y se desarrolla el empirismo, que habría de transformar el método de estudio de todas las ciencias. Destacan Linneo, Descartes y Kant.
El pensamiento ilustrado tuvo su origen en Inglaterra, con Locke y Hobbes, pero alcanzó su máxima expresión en la Francia del siglo XVII. Dentro de los pensadores franceses más importantes se encuentran:
· Voltaire: promueve la igualdad social, critica duramente a la sociedad de la época, especialmente la nobleza. Defiende la tolerancia religiosa. Forma de gobierno ideal: la monarquía.
· Rousseau: con su “Contrato Social” desarrolla la idea de la soberanía popular. El papel del Estado sería reprimir los abusos de propiedad, mantener el equilibrio social gracias a la legislación. Plantea que los hombres renuncian a sus derechos individuales en orden a buscar un bien común, y la voluntad general del pueblo se satisfacía si la mayoría era gobernada por personas elegidas por ellos mismos, instituyendo así la República.
· Montesquieu: con su obra “El Espíritu de las Leyes” critica el absolutismo real y propone la tesis de la división de los tres Poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial), los cuales se fiscalizan entre sí para evitar la concentración de poder en manos de una persona. Sólo con esto se logra la libertad y seguridad para los ciudadanos.

8. LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y ORIGEN DE LA POLÍTICA MODERNA:
8.1. Antecedentes: en Francia, las ideas ilustradas tuvieron una amplia acogida, pero desgraciadamente no hubo monarcas que pudieran realizar los cambios que se necesitaban. La sociedad francesa de la época estaba dividida en estamentos o estados (nobleza, clero y estado llano o Tercer Estado), y los derechos de las personas estaban condicionados por el estado al cual pertenecían. La profunda contradicción entre los ideales de la época y las desigualdades sociales (especialmente en el área del cobro de impuestos, donde los más pobres debían pagar altas sumas), agravada por la incapacidad de los gobernantes absolutistas (tanto Luis XV como Luis XVI), provocó que la idea de revolución comenzara a tomar cada vez más fuerza entre los franceses. La experiencia de los norteamericanos, que habían obtenido la Independencia de la mayor potencia de la época, Inglaterra, fue un elemento decisivo: si sólo 13 colonias pudieron independizarse, un país entero también podrá hacerlo.

8.2. Etapas de la Revolución:
· La Asamblea Nacional: Luis XVI, ante la gravedad de la situación imperante en Francia, convoca a los Estados Generales, quienes se reunieron en Versalles en 1789. Históricamente, la votación de los Estados era por estamento (lo que perjudicaba al Estado Llano, ya que siempre la nobleza y el clero se unían en defensa de sus privilegios). El estado llano solicita que el voto sea por cabeza y no por estamento. De esta forma, los del tercer estado, algunos nobles y clérigos proclamaron el 20 de junio de ese año la Asamblea Nacional, y expresaron que no se disolverían hasta que Francia no tuviese una nueva Constitución. Luis XVI cede a la petición y la Asamblea reemplaza a los Estados Generales. Tras la toma de la Bastilla (agosto de ese año), la Asamblea abolió los privilegios feudales, consagró derechos como la igualdad, libertad y soberanía popular (Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano) y la confiscación de las propiedades de la Iglesia Católica (Constitución Civil del Clero). En septiembre de 1791, la Asamblea da por terminado su trabajo, tras dar a conocer la nueva Constitución que consagraba una monarquía constitucional, y es reemplazada por la Asamblea Legislativa. Dentro de ésta surgen diversas tendencias (destacan los jacobinos y los girondinos).
· La Convención: sus miembros, tras ser elegidos por sufragio universal, proclaman la República, dando fin a la monarquía. Dentro de la Convención, las tendencias se enfrentan: los girondinos plantean un camino legal, mientras que los jacobinos adoptan una postura radical: tras una serie de acusaciones, condenan a la guillotina al depuesto rey Luis XVI.
Al interior de la convención, el trabajo se distribuía en comités, siendo los más importantes el de Salud General y Salud Pública, ambos controlados por los jacobinos. Este gran poder que tenían en sus manos produjo que los jacobinos más influyentes, Danton, Marat y Robespierre, hicieran un golpe de Estado e instauraran el Terror, durante el cual fueron ejecutadas miles de personas. Robespierre, debido a su método, se ganó el odio de los franceses, quienes terminaron por derribarlo. Los girondinos sobrevivientes tomaron el control de la Convención y establecieron una nueva constitución, la cual establecía que el poder ejecutivo quedaba en manos de un consejo de 5 miembros, el cual se llamó Directorio. La Convención se disolvió, dando paso a la Primera República o Directorio.
· El Directorio: los franceses, tras el asesinato del rey, se enfrentaron en una guerra contra las monarquías europeas. Las tropas francesas, al mando de Napoleón Bonaparte, obtuvieron diversas victorias sobre Austria y Turquía. Napoleón, tras regresar de sus campañas militares, prepara un golpe de Estado contra el Directorio, el cual tuvo éxito. Se nombró a 3 cónsules para manejar el poder ejecutivo, dentro de los cuales Napoleón era el más importante.

8.3. Napoleón y el Imperio: en 1804, Napoleón se hace coronar emperador de Francia por el Papa Pío VII. Rusia y Austria, ante la amenaza que representaba Napoleón, se unen, formando una coalición que sería derrotada en la batalla de Austerlitz. La derrota más significativa de la campaña napoleónica para dominar Europa fue la de la batalla de Trafalgar, contra Inglaterra (1805), ordenando el bloqueo de la isla. Entre 1808 y 1813, los intereses de Napoleón se desvían hacia la Península Ibérica (consigue tomar preso al heredero del rey y colocar a su hermano, José Bonaparte, en el trono) y hacia Rusia: el frío del invierno ruso provoca la retirada de sus tropas, iniciando así el fin del Imperio. Tras la derrota en la batalla de Leipzig, Napoleón abdica (1814) y es desterrado a la isla de Elba, de donde escapa. Un año después, Napoleón desembarca en Cannes con su ejército, el cual es definitivamente derrotado en la batalla de Waterloo.

8.4. Consecuencias de la Revolución Francesa:
· La Revolución Francesa constituyó la primera ocasión en que los principios ilustrados de libertad, fraternidad e igualdad ante la ley y gobierno constitucional fueron aplicados de forma tan radical.
· Fue la inspiración para toda la serie de revoluciones liberales del siglo XIX que se basaron en los principios de la Ilustración.
· Gracias a los ejércitos napoleónicos, se expandieron las ideas revolucionarias por toda Europa. Además, esto permite sentar las bases para el desarrollo de los nacionalismos europeos, en contraposición a los ideales monárquicos absolutos.
· Con ella se inició un proceso ideológico que dura hasta el día de hoy y que tiene relación con un proceso de laicización de la conciencia europea (desapego de la cuestión religiosa).
· Es, sin duda, el triunfo de la modernidad por sobre los valores monárquicos, que instaura el régimen republicano como forma de gobierno que perdura hasta el día de hoy.


REVOLUCIONES LIBERALES Y TECNOLÓGICAS

1. REVOLUCIÓN INDUSTRIAL:
Mientras que Francia se veía sacudida por el proceso revolucionario, en Inglaterra, paralelamente en el siglo XVIII, se dio una revolución de tipo tecnológica, que perdura hasta el día de hoy.
1.1. Antecedentes y Causas: hacia 1800, las condiciones de vida de las personas eran muy similares a lo que habían sido desde la Edad Media: la industria seguía siendo artesanal, y las fuentes de energía seguían siendo la animal y la eólica. Ya en el Renacimiento se habían desarrollado algunos inventos de gran importancia, y, durante la Ilustración, se habían desarrollado ampliamente las ciencias (pero sólo a nivel teórico). En el año 1733, James Heargraves inventa una máquina de tejer de gran rendimiento, llamada Jenny. Tras esto, se inventa otra máquina (para hilar algodón), lo cual trajo grandes beneficios para la industria textil.
1.2. Primera Revolución Industrial: a mediados del siglo XVIII, se comienza a buscar una fuente de energía que permitiera reemplazar a la animal y eólica. Esto fue posible gracias al invento de la máquina de vapor: en 1768, James Watt construyó una máquina capaz de prestar servicios útiles. Esta máquina, al no depender de las fuerzas de la naturaleza, encontró rápidamente un uso en las más variadas áreas industriales: molinos, hilados y tejidos, minería, etc.
· Revolución Agrícola: la máquina de vapor, cuando llegó al campo, produjo un notable aumento de la productividad agrícola, y, a partir de esto, una parte de los terrenos de cultivo fueron destinados al pastoreo de ganado. Todo esto trajo como consecuencia un enriquecimiento de la alimentación humana (carne y productos agrícolas). Esto, sumado a los avances en la medicina y la higiene, produjo un descenso en la mortalidad y un aumento en la natalidad, produciéndose un fenómeno de explosión demográfica después de 1750.
Cabe mencionar la influencia del economista Robert Malthus a principios del siglo XIX, quien plantea que el excesivo aumento de la población traería como consecuencia una hambruna a gran escala. A partir de esto, se desarrollan políticas de control de natalidad.
· Revolución Aplicada a la Industria: los yacimientos de carbón, al ser la fuente de energía para crear vapor, adquirieron gran importancia, pero a esto hay que agregar el desarrollo de la minería del hierro, la cual permitió fabricar acero a gran escala. Las propiedades de este material eran ideales para construir todo tipo de máquinas, por lo que los países se vuelcan hacia los continentes de África, Asia y América en búsqueda de yacimientos de hierro, lo cual sería un antecedente de la Primera Guerra Mundial.
1.3. Segunda Revolución Industrial: a partir de 1850, el petróleo y la electricidad reemplazan al carbón como fuente primordial de energía. Esto produce fundamentalmente una revolución en los medios de transporte y comunicaciones: el petróleo, descubierto en EE.UU. y en el Medio Oriente, incentivó la industria motriz. Así, Benz y Diesel desarrollan motores a partir de bencina y petróleo, y, en el año 1870, Davidson Rockefeller funda la Standard Oil Company.
Por otra parte, la electricidad, desarrollada en el siglo XIX a través del diodo eléctrico, permitió la invención del telégrafo (Morse, EE.UU.) y, posteriormente, el teléfono (Bell).
A fines del siglo XIX, la revolución de las comunicaciones estaba completa, gracias al desarrollo del automóvil (Ford, Benz) y del aeroplano (hermanos Wright).
1.4. Consecuencias de la Revolución Industrial:
· Capitalismo: el desarrollo de la industria manufacturera al por mayor provoca una disminución de los precios y, por consiguiente, un aumento del consumo. Esto permitió la acumulación de capital por parte de los dueños de las fábricas. El capital, en algunos casos, llegó a ser tan grande que se crearon las sociedades anónimas (accionistas). Esta tendencia a dividir las empresas dura hasta la crisis del 29’, cuando el precio de las acciones en EE.UU. decae, provocando una crisis económica.
· Cuestión Social: es la problemática que sufrieron los obreros producto de la mecanización del campo: cuando la Revolución Industrial llega al campo, los campesinos se ven reemplazados por las máquinas. Esto provoca que la gente emigre a la ciudad en búsqueda de trabajo (éxodo campo-ciudad), pero el exceso de inmigrantes, sumado a la explosión demográfica, provoca una sobreoferta de mano de obra. Entonces, el campesino cesante se instala en la periferia de la ciudad (“poblaciones callampa”), donde sus condiciones de vida carecen de cualquier infraestructura urbana (sin luz, alcantarillado, agua potable, etc.). Sin embargo, los que sí obtienen trabajo pasan a convertirse en obreros, los cuales forman una nueva clase, llamada proletariado. Esta clase se caracteriza por tener muchos hijos, vivir en condiciones miserables de hacinamiento, salarios bajísimos, sin seguro obrero, sin contrato y ser sobreexplotados (14 a 16 horas diarias de trabajo).
· Doctrinas Político-Sociales:
î Socialismo Utópico: propuesta por Owen y Fourier, propone que la única manera de solucionar la cuestión social es colectivizar las fábricas (todos los trabajadores son dueños de ellas), y lo que se obtenga de la producción se destine a construir ciudades que permitan a todos vivir con sus necesidades básicas cubiertas, llamadas FALANSTERIOS. Esta teoría no se puede llevar a la práctica.
î Socialismo Científico: sus principales exponentes son Karl Marx y Frederick Engels, quienes trataron de dar solución a la problemática social con un proyecto concreto a largo plazo, expuesto en la obra “El Capital”, y se resume en lo siguiente: los medios de producción deben pasar a poder del proletariado, de tal forma que la propiedad será colectiva o comunitaria (comunismo). Esto se lograría sólo a través de una lucha de clases que debería romper con la estabilidad política, y que culminaría en una dictadura del proletariado, sin clases y sin Estado controlador.
î Anarquismo: por Phoudon y Bakunin, propone una sociedad que niega la existencia de Estado: se debe destruir todo poder organizador mediante la violencia y la revolución, de tal forma que la propiedad queda en manos de obreros, organizándose de acuerdo a mutuales (asociaciones obreras destinadas a la ayuda mutua sin fines de lucro).
î Doctrina Social de la Iglesia: fue la respuesta de la Iglesia Católica a la problemática social, y se resume básicamente en la encíclica Rerum Novarum (León XIII). Se plantea un rechazo al conflicto de las clases sociales y se condena fuertemente el abuso de los patrones para mejorar la dignidad del trabajo humano, las condiciones de vida de sus obreros y respetar la propiedad privada, permitiéndole a los obreros organizarse en sociedades de trabajadores que propongan soluciones al Estado. En resumen, la doctrina social de la Iglesia es un llamado a tratar al trabajador dentro de un marco de amor al prójimo.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

menos mal que erar un RESUMEN profe...gracias

Anónimo dijo...

si verdad profe menos mal que era un resumen! esta super corto

Anónimo dijo...

profe ahi q aprenderse la linea de tiempo¿?

Anónimo dijo...

muy nerdo y yo que me lo tenia que aprender

Anónimo dijo...

muy nerdo y yo que me lo tenia que aprender y esta corto solo como de 20 hojas

Anónimo dijo...

busco en todo el mundo

Anónimo dijo...

eso es todo

Anónimo dijo...

hayyyyyyyyyyyyyy.......... mama

Anónimo dijo...

no profe bueno que le bamos ahacer pero no entiendooo jeje gracias por todooo

Anónimo dijo...

profe ¿por que no pone el temario de la solemne de 8?

Nayeli reyes dijo...

GRACIAS GRACIAS mil y unas gracias si paso mi examen compartire su pagina contodos los chavos y chavas que conosco para que estudien se agradese por el resumen viene de todo un poco
atentamente Nayeli Reyes

Nayeli reyes dijo...

gracias gacias mil y unas gracias se le agradese mucho muchisimo biene lo mas simplificado si paso mi examen prometo re comendar su pagina a todos los chavos y chavas para que estudien mua lo quiero mucho me a salvado gracias

Anónimo dijo...

q genial esta!!! viene todo super explicado haha tenia mas de 3 años q no veia historia

Anónimo dijo...

Muchas gracias, necesitaba un repaso rapido de historia.. estoy proximo de presentar examend e admisiones a la Universidad.. me fue verdaderamente muy util.. gracias :)

carlapastor dijo...

Gracias!!! está estupendo!

Coa Ordoñez dijo...

HOLA ANTES QUE NADA QUISIERA FELICITARLO POR SU EXCELENTE TRABAJO, Y PARA VER COMO PODRÍA PONERME EN CONTACTO CON USTED PARA QUE ME DIERA LA AUTORIZACIÓN DE INCLUIR SU TEXTO EN UNA OBRA RECOPILACIÓN DE LA HISTORIA DEL UNIVERSO. MI CORREO ES reptante1@hotmail.com